Impacto: 4,500 casas activadas, $38 milliones de ingresos anual

El Impuesto a las Casas Vacías se basa en un impuesto de vacantes residenciales aprobado en Vancouver en 2016, al que se le atribuye la puesta en llevándola 18,000 unidades adicionales al mercado desde que entró en vigencia. Si San Francisco adoptara un impuesto basado en el modelo de Vancouver, la ciudad podría ver una activación de 4460 unidades dentro de dos años. Además, se proyecta que el impuesto recaude $38 millones anualmente.